Una de T-33 - Por Fernando A . Carovaz

Este excelente turborreactor es la versión biplaza de entrenamiento del primer caza a reacción de construcción en serie diseñado y construido por la Lockheed Aircraft Corporation y que utilizó la aviación militar de Estados Unidos en forma masiva en conflictos como la guerra de Corea, el F-80 “Shooting Star”.
El Lockheed T-33 “T-Bird”, que comenzó su desarrollo a finales de la década del cuarenta como TF -80C y que consistía básicamente en alargar el fuselaje aproximadamente unos 99 cm y disminuir la capacidad del tanque de combustible colocado detrás de la cabina del F-80 para allí instalar un segundo asiento.
También compartían la misma planta impulsora, un turborreactor Allison J33 - A-35 de 2.450 Kg de empuje que le permitía una velocidad máxima de 965 Km/h (521 nudos) a nivel del mar u 880 Km/h (474 nudos) a 7.600 m de altitud (23.000 pies) y un régimen de ascenso de 1.480 m por minuto (451 ft/minuto).
Su techo de servicio es de 14.600 m de altura (44.500 ft) y cuenta con una autonomía en vuelo de 3,12 horas.

Llegada a Uruguay

El T-33 fue el primer avión a reacción que prestó servicio en la Fuerza Aérea Uruguaya, después de adquirir cuatro de estos aparatos por el convenio de asistencia militar y que llegaron a nuestro país en octubre de 1956 en vuelo desde EEUU tripulados por pilotos de dicho país al mando del Cnel.Mitterlling.
Estos fueron asignados al Grupo de Aviación Nº2 (Caza) con asiento en Carrasco y que en ese momento contaba con aviones North American P51D “Mustang”. El 9 de noviembre de 1956 se califican como pilotos de T-33 el entonces jefe de Grupo, Mayor Carlos Mercader y el Capitán Walter Samarello piloteando respectivamente los aviones 202 y 203.
Los T-33 tenían la labor de preparar a los futuros pilotos del Grupo Nº2 que posteriormente iba a ser equipado con el predecesor del “T-Bird”, el Lockheed F-80C “Shooting Star”.
Otra de las cosas que proporciono la llegada de estas aeronaves aparte de instruir y formar pilotos fue la de formar una escuadrilla acrobática que fue la única hasta la fecha en la Fuerza Aérea, dicha escuadrilla fue bautizada por los pilotos con el nombre de “Los Cocodrilos” y que cumplió muchas demostraciones en Uruguay y algunas en el exterior, Argentina y Paraguay.
Después de una destacada y larga trayectoria en la F.A.U., con 27.748 horas de vuelo, pasa a retiro y a formar parte de la rica historia de la Fuerza Aérea Uruguaya.

Esquema de colores
Básicamente el esquema de colores que usaron los T-33 cuando llegaron a la F.A.U. era completamente en aluminio, con el antirreflejo delante de la cabina en negro mate al igual que la cara interna de los tanques de combustible de las puntas de ala y los camineros sobre el ala. Para diferenciarlos de los F -80 se les pintó de rojo en forma de labios, las tomas de aire y también se les colocó el número en forma más visible a los lados en la parte posterior del fuselaje.
La bandera de Artigas en la cola ocupa prácticamente todo el timón de dirección y una pequeña parte del empenaje, siendo de los dos perfiles de forma que el diagonal en color rojo vaya de arriba abajo y d e adentro hacia fuera. Sobre y debajo del ala la escarapela o cucarda va en la semi-ala del lado izquierdo y la leyenda de FAU en la semi-ala derecha.
En la parte frontal del fuselaje debajo del parabrisas de la cabina y sobre la entrada de la toma de aire se le coloco el emblema del Grupo de Aviación Nº 2 (Caza) a ambos lados del fuselaje.
Posteriormente fueron cambiando los tipos de esquemas utilizados por estos aviones y que aparecen en las siguientes paginas en forma de gráficos como complemento de esta breve reseña.

Diferentes esquemas utilizados por los Lockheed T -33 en la Fuerza Aérea Uruguaya

Deja un comentario

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Síguenos en

Copyright © 2021 by Ivan Viamonte. Todos los derechos reservados.