Por primera vez una aviadora vuela un “jet” de combate de la FAU

En el correr del año 1994, el Comando General de la Fuerza Aérea en un gesto de hermandad con las aviadoras nacionales, pensó en invitar a una de ellas a volar en un avión de combate a reacción, investigando primero si alguna mujer lo había hecho anteriormente, como nadie había realizado un vuelo de ese tipo, el problema consistió en brindar esa posibilidad a alguien que fuera lo suficientemente representativo, como para que las demás se sintieran delegadas en ella.

¿Qué aviadora podía representar mejor que la Sra. Mirta Vanni de Barbot, a sus pares del mismo sexo? Esa pregunta y la respuesta que está implícita en ella, con seguridad se la hizo el entonces Comandante en Jefe de la Fuerza Aérea Tte.Gral.(Av) Raúl V. Sampedro, cuando se planteó a quién convidar para cumplir con aquel homenaje a la femineidad, a la mujer aviadora, a las colegas del otro sexo.

No pretendió ser un honor personal, y sin embargo lo fue, la personalidad de la Sra. Mirta Vanni lo impuso y se transformó en un reconocimiento a su actividad aérea, así como figuraba en la invitación.

Luego de cumplir todas las exigencias que un vuelo de este tipo requiere, incluido el examen médico correspondiente efectuado por los Servicios Médicos de la Fuerza Aérea; se dispuso que el día asignado fuera el 21 de febrero de 1995 a las 10.00 horas en el Brigada Aérea 1 de Carrasco.

Ese día una hora antes del histórico vuelo, la Sra. Mirta enfundada en un “mono de vuelo”, que no impidió que la viéramos elegante y distinguida como siempre, recibió las instrucciones pre-vuelo necesarias, con las emergencias y otras indicaciones mostradas en la cabina del aparato que iba a volar, sobre el cual ella ya había leído el manual de vuelo, como corresponde a una aviadora profesional con su experiencia.

Se trataba del Cessna A-37, matrícula 283 del Escuadrón Aéreo Nº 2 (Caza), que vino desde Durazno al mando del 2º Comandante de ese Escuadrón. May.(Av) Walter Martínez, con quién iba a salir.

Al quedar todo preparado y ya con la presencia de su esposo el Sr. Barbot, el Comandante en Jefe de la Fuerza Aérea, Oficiales Generales, autoridades de la Fuerza, familiares, miembros del Comité de Aviación Nacional, amigos, invitados, prensa y muchas aviadoras que vinieron a presenciar emocionadas, cómo la más destacada, hasta hoy de ellas, se hacía al aire en un “jet”, partió el A-37, en un vuelo de unos veinte minutos, el cual comprendió alguna maniobra acrobática, familiarización con sus mandos, pasadas en vuelo bajo y el aterrizaje normal, regresando a la planchada de donde había partido, frente a la sala VIP de la Base Aérea I, recibiendo las felicitaciones de todos, para luego pasar a dicha sala, allí la Sra. Mirta recibió un diploma certificado del vuelo y un pañuelo de seda para el cuello del Escuadrón, a su vez hizo entrega para el Escuadrón al May. (Av) Walter Martínez de un hermoso cuadro alegórico, donde se aprecia un ave blanca hacia la claridad en un cielo casi tormentoso.

Deja un comentario

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Síguenos en

Copyright © 2021 by Ivan Viamonte. Todos los derechos reservados.