El May. Tydeo Larre Borges y el Cap. José L. Ibarra son enviados a Europa

Para completar el cuadro de instructores, el 15 de enero de 1924, se nombra a los cuatro primeros Pilotos Aviadores Militares en ese cargo. Su tarea iba a ser ardua en ese año, pues se van a dictar tres cursos diferentes y un mes más tarde, el 18 de febrero, dos de los instructores de la Escuela el May. Tydeo Larre Borges y el Cap. José Luis Ibarra, son nombrados para trasladarse a Europa donde estudiarán nuevos métodos y sistemas de aeronáutica realizando cursos de vuelo en varias escuelas francesas, como la de istres, Avord, Cazaux, Versailles, etc.

Primera escuadrilla de caza, primeros pilotos de escuadrilla

También, el día 15 de enero de acuerdo a una Resolución del Ministerio de Guerra y Marina, se crea la primera Escuadrilla de Caza, que estuvo compuesta por dos aviones SPAD de 220 HP, dos Pilotos Aviadores Militares, un Sargento, seis Soldados y un mecánico de primera clase.

Si tuviéramos que investigar los primeros orígenes del Grupo de Aviación Nº 2 (Caza), quizás llegaremos a esta escuadrilla, que fue la primera Sub-Unidad, si así puede llamarse, que no tuvo que ver con la enseñanza de pilotaje, no olvidemos que integraba la Escuela Militar de Aviación.

Hasta ese momento, los pilotos de la Escuela, se dividían en dos clases: Instructores y Alumnos; y a partir de aquí en tres: Instructores, Pilotos de Escuadrilla y Alumnos.

En ese año se efectuaron ejercicios de tiro real y fotográfico sobre cono remolcado, e instrucción de vuelo nocturno en aviones AVRO, siendo instructor el propio Director May. Berisso.

Estos ejercicios se realizaban como preparación de los pilotos para integrar esta Escuadrilla. El entrenamiento de caza se realizaba en aviones biplanos Nieuport de 80 HP, los cuales durante la Gran Guerra eran los aparatos que se usaron para este fin (hay que recordar que el entrenamiento de Boiso Lanza en Pau, para piloto de caza, lo realizó en este tipo de máquinas), luego se pasaba a volar los SPAD, avión también monoplaza y biplano, pero con mucha más potencia y fortaleza, era un verdadero avión de guerra, con ametralladoras sincronizadas con la hélice, que disparaban en el capot. Sus fuentes de poder eran motores Hispano Suiza de 180 o 220 HP.

En el mes de noviembre de ese año se hicieron con los pilotos del Curso de Aplicación, formaciones de combate y combate combinado con los ejercicios de tiro y prácticas de bombardeo, con equipos Breguet XIV, aparato con el cual también se ejercitaban en ese Curso.

Deja un comentario

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Síguenos en

Copyright © 2021 by Ivan Viamonte. Todos los derechos reservados.