El episodio del Graf Spee

A tres meses de haber estallado la Segunda Guerra Mundial, nuestro país se vio involucrado inopinadamente en un episodio en sus aguas territoriales, cuando el 13 de diciembre de 1939 se produce a la vista de Punta del Este, el combate naval entre el acorazado “Admiral Graf Spee” de la Armada alemana y los cruceros livianos ingleses “Ajax” y “Exeter” y el de la Real Armada neozelandesa “Achiles”.

Batalla del Río de la Plata | Uruguay Educa

Por causa de este combate naval, el acorazado alemán entra en el Puerto de Montevideo, con averías serias, siendo autorizado a permanecer en el mismo por 72 horas, donde desembarca heridos y muertos, tratando de reparar algunas de sus importantes averías en este lapso que nuestro gobierno de la época, impuso a esta potente nave que representaba el poderoso y creciente “Tercer Reich” alemán, en pleno ejercicio de su soberanía y sin dejarse amilanar por las presiones de ambos bandos, uno que exigía una estadía de 24 horas y el otro de 15 días.

La actuación de la Aviación Militar en esa instancia, de acuerdo a las órdenes del Sr. Inspector General del Ejército, General Julio A. Roletti, quién a su vez las había recibido verbalmente del Sr. Ministro de Defensa Nacional, General de División Arquitecto Alfredo R. Campos, fue la siguiente de acuerdo a los documentos consultados: “se mantuvo lista la aviación perteneciente a la Base Aeronáutica Nº 1, a la que se hizo completar de munición de que normalmente dispone . . . “ con el fin de coadyuvar a las misiones de vigilancia de nuestra neutralidad en las aguas de jurisdicción nacional.

El General Roletti, ex Director de la Escuela Militar de Aviación, por tanto conocedor de la que era nuestra Aeronáutica, había mandado llamar a su domicilio particular de la calle Gabriel A. Pereyra, al Director General de la Aeronáutica Militar, Tte.Cnel. Oscar D. Gestido, quién ante sus requerimientos y las respuestas firmes del Director General le dio las órdenes más arriba especificadas, siendo sus últimas palabras . . . “prepárese y cuando reciba órdenes ejecútelas” . . .

Historias / Potez

En esos días la Base Aeronáutica Nº 1, contaba con 3 biplanos Potez y 3 Waco, los que podían cargar las bombas de guerra en existencia “Brandt de 15 y 80 Kgs.”

Todo lo que felizmente no fue necesario usar, al cumplir tanto el acorazado alemán como los cruceros ingleses, con las resoluciones del Gobierno Nacional, el día 17 de diciembre, día en que finalizaba el plazo y que abandonó el Puerto de Montevideo el buque alemán, terminando de esta manera, nuestra actuación en este episodio.

Como es sabido, los tripulantes del buque alemán luego que este abandonara nuestras aguas jurisdiccionales, lo evacuaron y hundieron mediante explosivos. Su Comandante, el C/N Hans Langsdorff tomó la determinación de quitarse la vida en Buenos Aires.

Deja un comentario

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Síguenos en

Copyright © 2021 by Ivan Viamonte. Todos los derechos reservados.