Ejercicios combinados del Grupo de Aviación Nº 2 (Caza) con el 24º Tactical Air Support Squadron "Golden Jaguar" de la USAF

A fin de realizar ejercicios conjuntos con los aviones del Grupo de Aviación Nº 2 (Caza), arribó el 13 de junio a la Brigada Aérea II una delegación del 24º Tactical Air Support Squadron "Golden Jaguars" de la Fuerza Aérea de los estados Unidos (USAF), estacionados en la base Aérea de Howard, Zona del canal de Panamá, compuesta por doce oficiales y cuarenta y ocho personal subalterno, todos al mando del Coronel USAF Lansford Trapp.

Dicha delegación trajo consigo cuatro aviones Cessna A-37B, números: 1075, 1080, 1105 y 1114; y un avión cisterna Boeing KC-135.

Los aviones A-37B fueron directamente al Aeródromo Militar "Tte.21 Mario W. Parallada", en Durazno, desde donde operaron; el KC-135 aparcó en carrasco cumpliendo sus cometidos desde ese aeropuerto.

Durante la estadía de la delegación en nuestro país, se efectuaron variadas misiones en conjunto, con tripulaciones mixtas, tanto en aviones de nuestro grupo, como en aparatos de la USAF, siendo la mayor parte de ellas en ejercicios de tiro "aire-tierra" de apoyo directo en el polígono de La carolina, sobre el embalse del Río Negro, alcanzándose a volar en ellos noventa horas.

El 19 de junio día en que conmemora el nacimiento del prócer Gral. José G. Artigas, los cuatro aviones estadounidenses junto con cinco A-37 del Grupo 2, integraron las formaciones del desfile aéreo de la Fuerza Aérea Uruguaya, sobre la ciudad de El Sauce.

Abandonaron Uruguay, el día 25 de junio, a la finalización de los ejercicios, retornando a su base en la Zona del canal de Panamá.

Estas prácticas conjuntas que resultaron muy positivas para el entrenamiento de nuestros aviadores, se repitieron en 1990, como se podrá ver más adelante.

Otra vez, me veo obligado a escribir un poco más. Y tengo que remontarme a uno de los ferry de A-37, cuando paramos en Howard y pernoctamos, donde ahí conocimos al Jefe de Escuadrón y Jefe de Base americana ahí asentada.

Uno de ellos era el May. Hocker, quién hizo todos las comunicaciones y arreglos para poder viajar luego a Uruguay, hacer esas maniobras combinadas, hasta poder hacer reabastecimiento aéreo por primera vez (Sajón fue el primero).

Y aparte de volar, pasarla estupendamente bien, "relojearnos" a la Capitana de Mantenimiento, tomarnos todas las botellas de whisky posibles, comer huevo crudo, fue realmente un buen momento, y porque luego se proyectó a la ECEMA para hacer los "juegos de guerra" con toda la experiencia traída de la "Guerra del Golfo", que no fue ni más ni menos que la antesala al CCAT y lo que hoy tenemos.

Deja un comentario

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Síguenos en

Copyright © 2021 by Ivan Viamonte. Todos los derechos reservados.