Berisso en los Estados Unidos de América

DATOS HISTÓRICOS – Extractados de la Historia de la Fuerza Aérea Uruguaya del Tte.1º Juan de Dios Maruri Berterreche, con la intención de iniciar la serie de acontecimientos en forma cronológica, que dieron origen no solo a nuestra Fuerza, sino a la Aviación de Caza, su misión, su especialidad, su espíritu. Y el Gral. Cesáreo L. Berisso quién fuera justamente, el precursor en esta especialidad – la aviación de combate – nuestro reconocimiento y memoria.

Cesáreo L. Berisso - Wikipedia, la enciclopedia libre

El 10 de julio de 1918 es designado el Tte.1º Cesáreo L. Berisso en misión de observación a los Estados Unidos de América y a su vez, fue nombrado Agregado Militar a nuestra legación en Washington, por orden del Ministro de Relaciones Exteriores, Dr. Baltasar Brum.

En esos días, el gobierno del Presidente de los Estados Unidos de América, Sr. W.Wilson había invitado al Canciller de la República, Dr. Baltasar Brum a trasladarse a Washington para conferenciar con el Presidente y su Ministro de Relaciones Exteriores, respecto a la Guerra Mundial que se desarrollaba, a la cual había entrado Estados Unidos en 1917, y su repercusión de futuro en los países de América.

En la comitiva que acompañó al Dr. Brum en su viaje, que pasó por Río de Janeiro y La Habana, se encontraba el joven Tte. Berisso. Esta brillante delegación que escoltó al Ministro de Relaciones Exteriores, compuesta por algunas personalidades que tuvieron vinculación con la Aviación, como el Dr. César Miranda, que representaba a la Cámara de Diputados y el Dr. Asdrúbal E. Delgado, miembro del Banco República, se embarcó el día 15 de Julio de 1918 en el crucero “Montevideo” de la Armada Nacional, arribando a Key West el 21 de agosto donde los viajeros abandonan esta nave.

En Washington, Berisso estuvo presente en los actos oficiales del recibimiento al canciller Brum y finalmente, gracias a su nombramiento de Agregado Militar, que facilitó enormemente su ingreso a las Escuelas de Vuelo, el 1º de octubre comenzó sus cursos de aviación en Rockwell, San Diego, California, no son antes haber visitado laBase de Bolling Field en Washington DC donde tuvo oportunidad de volar el biplano Packard-Le Pére de motor Liberty de 400 HP; una verdadera novedad para él, pues el avión más potente que había alcanzado a volar había sido el Castaibert de 100 HP.

En Rockwell completó cursos de aviación de caza y artillería, finalizándolos el 14 de febrero de 1919. Inmediatamente, pasó a la Base de Ellington en Houston, Estado de Texas, donde recibió un curso de bombardeo hasta el día 10 de marzo de 1919, pasando al campo de Post, en Fort Sill, estado de Oklahoma, completando satisfactoriamente el curso prescripto para observadores y pilotos observadores del día 24 de abril de 1919.

En todos estos cursos el ya Capitán Berisso fue calificado con sobresaliente, siendo opinión general en todos los juicios que le hicieron en las diferentes bases de: percepción perspicaz, versado, diestro e intrépido, firmando estas calificaciones el legendario Gral. de Brigada William “Billy” Mitchell, que en esa época era Jefe del Grupo de Instrucción y Operaciones del Servicio de Aviación del Ejército de los Estados Unidos de América.

También, el May.Gral. C.T.Menoher, Director del Servicio de Aviación, en la comunicación que hace al honorable Secretario de Guerra, solicitando que se notifique al Gobierno del Uruguay de estas calificaciones, en su punto Nº 3 dicía, que el Cap. Berisso eras considerado uno de los mejores pilotos de este país, (subrayado en el original). Está fechado el 29 de abril de 1919.

El Cap. Berisso recibió con todas estas calificaciones, sus títulos e insignias correspondientes que se sumaron en su pecho a las de Piloto Aviador Militar de la República Argentina. Pero, esto no fue lo único que se adjudicó en este gran país. El 7 de mayo se le otorgó por parte del Aero Club of América, que dejó de existir hace tiempo (representante en los EE.UU. de la Federation Aeronautique Internationale), el certificado Nº 264 de “Experto Aviador” (la categoría de “Experto Aviador” fue agregada las existentes que eran: 1 – Piloto de Aeroplano; 2 – Piloto Aeronauta; 3 – Piloto de Globo Dirigible; y4 – Piloto de Hidroplano; alrededor de 1912 o 13.

Para acceder a ella había que reunir varias condiciones y pasar exámenes más severos que el de Piloto de Aeroplano, pero con esa licencia “se podía sobrevolar las ciudades en línea recta y se tenía el privilegio de aterrizar en la Isla del Gobernador de Nueva York” . . .) con su correspondiente insignia y el Spherical Ballon Pilot (Piloto Aeronauta) Nº 821, otorgado el 4 de junio de 1919, al que no había podido acceder en Buenos Aires, por falta de oportunidades y medios, con el Aero Club Argentino.

Es dable destacar también, las diferentes bases y campos de la Aviación del Servicio Aéreo del Ejército y la Armada de los Estados Unidos que visitó y realizó vuelos y ascensiones.

En el Estado de California además de estudiar en Rockwell Field, estuvo en March Field, Riverside, Escuela Naval de hidroaviones en San Diego Bay y también, en la Ballon School (observadores en globo cautivo) de Arcadia.

En el Estado de Texas no solo estuvo en Ellington Field, también visitó Nelly Field en San Antonio, tradicional Escuela de Aviación donde se contactó con aviadores cubanos y un brasileño que seguían cursos ahí.

A fines de junio regreso a nuestro país, deteniéndose por unos días en Río de Janeiro, donde enterado de la próxima inauguración de la Escuela de Aviación Militar de Campo Dos Afonsos a 25 minutos de ferrocarril de Río, gestionó ante el Ministerio Plenipotenciario de Uruguay en Brasil, el periodista y escritor Sr. Manuel Bernárdez para que este a su vez solicitara al Gobierno una autorización para que Berisso pudiera visitar las Escuelas de Aviación.

Como respuesta, el Sr. Jefe del Estado Mayor General del Ejército de Brasil, General Bentos Riveiro invitó especialmente al Cap. Berisso y le nombró como ayudante al Cap. Marcelino Fagundes quién lo acompañó a Campo Dos Afonsos el histórico día, 10 de julio de 1919 a presenciar la inauguración oficial de la Escuela de Aviación Militar del Brasil, hecho no muy conocido por nosotros y quizás inédito para los brasileños.

En este campo tomo conocimiento de las instalaciones y aparatos con que contaba esa novel institución, así como sus autoridades y de la Misión Francesa que iba a estar a cargo de la instrucción de vuelo y que era comandada por el Tte.Cnel.Etienne Magnin; posiblemente las becas de pilotaje y para el mecánico que estudiaron en esta escuela en 1920, le fueron ofrecidas en esta visita al Cap. Berisso.

Además, fue a conocer la Escuela de Aviación Naval, en la isla das Enxadas, bahía de Guanabara, que ya funcionaba desde el 23 de agosto de 1916, acompañado de su Director el Capitán de Fragata Carlos Pereira Guimaraes.

A su llegada a nuestro país, el Cap. Berisso eleva un exhaustivo informe de 127 páginas encuadernadas al Ministro Interino de Guerra y Marina – Gral. de Brigada Guillermo Reuprecht el día 30 de setiembre de 1919, sobre este viaje de estudios.

En él hace un análisis profundo de toda la Aeronáutica en los Estados Unidos y su desempeño en la Gran Guerra recién terminada, así como el tipo de cursos que realizó en las diferentes Escuelas de Aviación de ese país. También, da su recomendación para la compra futura de aviones aptos para nuestro país. En la última parte de este informe, dedica ocho páginas a la Aviación Militar del Brasil y su visita a Campo Dos Afonsos.

Deja un comentario

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Síguenos en

Copyright © 2021 by Ivan Viamonte. Todos los derechos reservados.