25 años del cuarto ferry de aviones A-37B

En la reunión de coordinación con la Jefatura del Grupo Simbólico de Caza, se trató el tema de recordar los 25 años del Cumplimiento del Ferry desde los EE.UU. de los FAU 280, 281, 282, 283, 284 y 285.

Veinticinco años después los destinos de estas máquinas han sido tan variados como los destinos de quienes las volaron desde ese lejano año 1989, uno está en el museo, otro inició el vuelo hacia la eternidad, dos están operativos y otros están esperando su turno para volver nuevamente al servicio.

Pero ese largo Ferry, fue solamente un primer mojón en la larga aventura que estás máquinas han vivido en nuestra Fuerza Aérea; sobre todo en estos últimos años hemos tenido la oportunidad de volar varios Ferry´s, pero esta vez de ida y vuelta a los Ejercicios Combinados en los que nuestra Unidad ha participado. Toda esta experiencia se ha acumulado en nuestras tripulaciones y máquinas, lo que nos ha permitido proyectar nuestro esfuerzo más allá de las fronteras de la patria.

Después de 25 años la forma de planificar una misión de estas ha variado; me imagino al Jefe de Operaciones planificando de una manera muy diferente a como lo hace hoy con el apoyo de la informática y todas sus herramientas. Sin embargo, muchas cosas no cambian, esos largos y silenciosos ascensos con C-1 a FL 250; ese ojo clavado en el regulador de Oxigeno, la incertidumbre del arribo a un lugar desconocido, el velocímetro que se congela, la siempre cambiante Meteo, el HUMOR de los controles de tránsitos, nuestro reportes (algunos increíbles…), esa falla de Generador después de la Puesta en Marcha y sobre todo lo que uno siente al arribar a esos remotos Aeropuertos con nuestros A-37B, cuya silueta, ruido y su “extraña” bandera de Artigas causa el desconcierto de los locales.

Luego del Taxi, el apagado de motor y después de colocar pinos, comienza la mejor de las partes, que son los Cuentos e Historias, pues un Ferry es una fuente inagotable de Anécdotas. Con las dudas despejadas, nuestra disciplina de vuelo le deja espacio a la camaradería y el disfrute de los momentos vividos.

Muchas cosas han cambiado, pero cada vez que nos enfrentamos a la planificación de una misión, volvemos tranquilamente sobre aquellas amarillentas hojas donde han quedado registradas las navegaciones voladas; en procura de aquella esencia que resiste el paso del tiempo, que hace grande al Grupo 2 y a sus alas.

May. (Av) Julio BARDESIO.

Comandante del Escuadrón Aéreo No 2 (Caza)

Deja un comentario

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Síguenos en

Copyright © 2021 by Ivan Viamonte. Todos los derechos reservados.