Capaz que no lo dije directamente antes. Pero, pese a los años, estar desarrollando otra actividad, me gustó la idea, ante una invitación recibida, de realizar el Curso en el CALEN de Aspectos Jurídicos de la Defensa Nacional.

La verdad, que muy bueno. Pero, sobre todo porque me desayunó de una enorme cantidad de cosas de las cuales como militar, no sabía pese a ser temas estrictamente profesionales.

La cuestión que ahora, buscando temas para nuestro Briefing Diario, me veo obligado de hacer algunas consideraciones para poder entender cosas que practicábamos, pero no sabíamos exactamente porqué había que extremar la perfección, que no era solo para ganar la competencia o ser el mejor tirador.

Y voy a arrancar con algunos conceptos establecidos en el Convenio sobre Ciertas Armas Convencionales

El Tratado de las Naciones Unidas del Convenio sobre Ciertas Armas Convencionales, abreviado (CCA o CCAC), se celebró en Ginebra el 10 de octubre de 1980, entrando en vigor en diciembre del año 1983, y tiene por objeto prohibir, o restringir, el uso de ciertas armas convencionales que se consideren excesivamente nocivas o cuyos efectos son indiscriminados.

El título completo es Convenio sobre Prohibiciones o Restricciones en el Empleo de Ciertas Armas Convencionales que Pueden Considerarse Excesivamente Nocivas o de Efectos Indiscriminados y es un anexo a los Convenios de Ginebra del 12 de agosto de 1949.

Dicho Convenio consiste en un conjunto de "Protocolos Adicionales" formulados por primera vez el 10 de octubre de 1980 en Ginebra, entrando en vigor el 2 de diciembre de 1983. Formaban parte del Tratado 109 países, hasta el mes de marzo del año 2009. Algunos de estos países sólo han aprobado dos de los cinco protocolos, cuando son el mínimo requerido para ser considerados como firmantes.

Los Convenios constan de cinco Protocolos:

  • El Protocolo I restringe las armas no detectables de fragmentación (en el cuerpo humano por los Rayos X)
  • El Protocolo II restringe las minas terrestres y las armas trampa (y pensar que veíamos a Rambo en Vietnam y nos encantaba)
  • El Protocolo III restringe las armas incendiarias (otra, las bombas napalm; que eran una de las preferidas)
  • El Protocolo IV restringe las armas láser cegadoras; adoptado el 13 de octubre de 1995, en Viena
  • El Protocolo V establece obligaciones y mejores prácticas para la limpieza de los restos explosivos de la guerra; adoptado el 28 de noviembre de 2003 en Ginebra

El Protocolo II se modificó en el año 1996 para ampliar su ámbito de aplicación, entrando en vigor el 3 de diciembre de 1998. A fecha del 15 de junio ​​del año 2000 los firmantes del Protocolo modificado sumaban 50 países. La modificación amplió las restricciones sobre el uso de minas terrestres dentro de los conflictos internos, estableciendo estándares de seguridad para las minas lanzadas a distancia y prohibiendo el uso de minas de fragmentación y de minas terrestres antipersonas no localizables. La Falta de acuerdo para una prohibición total de las minas llevó al Tratado de Ottawa. El Protocolo IV entró en vigor el 30 de julio de 1998 y a fecha 15 de junio de 2000, había 49 países firmantes.

El objetivo del Convenio y sus Protocolos es la de proporcionar nuevas normas para la protección del personal militar y, en particular, de los civiles que puedan ser objeto de una lesión por un ataque, bajo diversas condiciones, por fragmentos, que no puedan ser fácilmente detectados en el cuerpo humano a través de rayos X, de las minas terrestres y trampas explosivas, de las armas [municiones incendiarias y de las armas láser que puedan causar ceguera.

El Convenio sobre Ciertas Armas Convencionales, junto con el Convenio sobre Armas Químicas, sirve como paraguas para los protocolos que se ocupan de determinadas armas. El Convenio y sus Protocolos anexos se aplican en las situaciones comunes a los Convenios de Ginebra del 12 de agosto de 1949 para la Protección de las Víctimas de Guerra, incluyendo cualquier situación descrita en el Protocolo Adicional I y en el Protocolo II de estos Convenios.

El Convenio sobre Ciertas Armas Convencionales carece de mecanismos de verificación y cumplimiento y de métodos para llevar a cabo un proceso formal para la resolución de los problemas derivados de su debido cumplimiento. Un país o Estado puede refutar su compromiso con el Convenio, o de cualquiera de los Protocolos, pero seguirá estando legalmente sometido hasta un año después de notificar al depositario del Tratado, (el Secretario General de las Naciones Unidas), de su intención de ser libre de sus obligaciones.

Ahora bien. Por qué de todo esto? Porque, el tema que les traía. El de Error Circular Promedio (ECP) que tanto usábamos en el Grupo desde hace muchísimos años para saber cuál era el grado de precisión de nuestros pilotos, es esencial para la planificación de misiones y sobre todo, no incurrir en crímenes de guerra, que posiblemente nos lleve posteriormente a la Corte Penal de la Haya.

CEP (balística)

En balística, CEP (Error Circular Probable o Circular Error Probability, en inglés) es una medida de la precisión de un arma. Se define como el radio del círculo dentro del cual la probabilidad de que impacte una ojiva, un misil, una bomba o un proyectil es del 50%. Por ejemplo las ojivas de los Trident II tienen un CEP de 90 metros (cuando usan GPS).

El impacto de municiones sobre un objetivo tiende a seguir una distribución normal bi-variada. Una de las componentes de la distribución bi-variada representa los errores en alcance y la otra los errores en azimut. La desviación estándar de los errores de alcance suelen ser mayores que la de los errores en azimut (a menos que la munición caiga exactamente vertical sobre el objetivo).

El concepto del CEP se basa en una distribución normal de la precisión, es decir, si el CEP es “n” metros, el 50% de las municiones caerán a menos de “n” metros del objetivo, el 43% entre “n” y 2n y el 7% entre 2n y 3n metros, y la proporción de municiones que impacten a más de 3n metros del objetivo será de menos del 0,2%.

Este comportamiento distribución menudo no se cumple. Municiones guiadas de precisión en general tienen más probabilidades de "acertar; que no se pierda", y así no se distribuyen normalmente. Las municiones también pueden tener mayor desviación estándar de los errores de alcance que la desviación estándar de acimut (deflexión) errores, lo que resulta en una región de confianza elíptica. Las muestras de municiones pueden que impacten exactamente en el blanco, es decir, el vector medio no será (0,0). Esto se conoce como sesgo.

Para aplicar el concepto de CEP en estas condiciones, el CEP se puede definir como la raíz cuadrada del error cuadrático medio (MSE). El MSE será la suma de la varianza del error de rango más la varianza del error de azimut más la covarianza del error de rango con el error de azimut más el cuadrado del sesgo. Así, el MSE resulta de la puesta en común de todas estas fuentes de error, geométricamente corresponde al radio de un círculo dentro del cual el 50% de rondas aterrizará.

Conversión entre CEP, RMS, 2DRMS y R95

Mientras que el 50% es una definición muy común para CEP, la dimensión circular se puede definir para porcentajes. Los percentiles pueden ser determinados reconociendo que la distancia al cuadrado definido por dos variables gaussianas ortogonales no correlacionadas al azar (uno para cada eje) es chi-cuadrado distribuida. Aproximadamente, hay fórmulas que están disponibles para convertir las distribuciones a lo largo de los dos ejes en el radio del círculo equivalente para el porcentaje especificado

Precisión medida Probabilidad (%)
Raíz cuadrada media (RMS) 63 a 68
Error circular promedio (CEP) 50
Dos veces la raíz cuadrada media distancia (2DRMS) 95 a 98
95% radio (R95) 95
Desde / hacia CEP RMS R95 2DRMS
CEP - 1.2 2.1 2.4
RMS 0.83 - 1.7 2.0
R95 0.48 0.59 - 1.2
2DRMS 0.42 0.5 0.83 -