Historias Cazadoras

Historias de Vuelo

Estimado Edgardo:
Con la manija de Jorge Cobas, te envío esta anécdota de vuelo del siglo pasado y si te parece publicarla en la página web.
Un fuerte abrazo
Archivos:
gustavo brozia - mi bautismo
(0 votos)
Fecha 2019-09-24 Tamaño del Archivo 692.3 KB Descargar 25 Descargar

INMEDIBLE

RECUERDOS DE VIEJO

carolinaIN-ME-DI-BLE

Cualquier parecido de este relato con la vida real NO ES COINCIDENCIA.

        La canícula veraniega se cernía implacable cuando descendimos del U-17A que nos transportó a “La Carolina”, el pasto crujió bajo las botas. Ese mismo pasto nos cubrió, instantes después, junto con la tierra impulsada por el torbellino de la hélice del que fuera un momento antes nuestro transporte.*    Obviamente, empezamos mal.

        Mientras nos sacudíamos, a nuestros pies descansaba el equipaje, termo y mate -para el “Bote” cosa infaltable-, dos walkie talkie TT con sendas baterías de repuesto, una funda con una antena desmontable y un equipo VHF ALPHA100 nuevecito.

Leer más...

Mustangs

F51 formacion entre nubes*A minutos de una batalla aérea sobre el Río de la Plata*

El 16 setiembre de 1955, en el marco de la Revolución Libertadora se produjo lo que algunos historiadores argentinos denominan la “Batalla del Río de la Plata”, misma identificación que la dada al combate protagonizado entre el acorazado alemán Graf Spee y los buques británicos Ajax, Achiles y Exeter en 1939.

En el '55, la República Argentina se vió envuelta en sangrientos enfrentamientos, pero lo que pocos saben es que a la tardecita del 16 de setiembre de 1955, las malas condiciones meteorológicas imperantes en el Río de la Plata evitaron lo que podría haber sido un enfrentamiento entre aviones F-51 Mustang de la Fuerza Aérea Uruguaya y Gloster Meteor de la Fuerza Aérea Argentina (FAA).

Fueron cuatro las aeronaves de la Fuerza Aérea Uruguaya (FAU) que despegaron para defender la soberanía de nuestros cielos, ante un inminente ataque de aviones de la FAA leales al presidente Perón que desde la mañana hostigaron en forma sistemática a los destructores “La Rioja” y “Cervantes”, de la Armada Argentina que formaban parte de las fuerzas sublevadas ese día.

Ambos buques habían zarpado de la Escuela Naval tripulados por personal regular y cadetes, para patrullar el Río de la Plata esperando que llegara la Flota de Mar, además de bloquear la navegación en el Plata y evitar la llegada de buques a los puertos bonaerenses.

Leer más...