A-37B “Dragonfly” - Consolidación del Piloto de Combate. Eficacia y Eficiencia. Profesionalismo

El Cessna A-37 Dragonfly, o Super Tweet, es un avión de ataque ligero estadounidense desarrollado a partir del entrenador básico T-37 Tweet en los años 1960 y 1970. El Dragonfly tuvo un interesante protagonismo durante la Guerra de Vietnam.

Historia

A comienzos de la década de los 50, la USAF deseaba contar con un entrenador a reacción, para lo cual propició un concurso de diseño, ganado por la compañía Cessna, que construyó dos prototipos bajo la designación XT-37. La compañía Cessna denominó al tipo Cessna Modelo 318 que efectuó su primer vuelo el 12 de octubre de 1954.

Desarrollo

Avión de ataque ligero, de alas rectas para tener buen performance de vuelo a baja altitud, el avión era un birreactor de construcción totalmente metálica, biplaza con asientos lado a lado para el alumno y el instructor, de construcción resistente para poder mantenerse volando en caso de recibir ataques desde tierra, en las misiones de penetración profunda volando a baja altitud sobre territorio enemigo y para el respaldo de tropas desde el aire.

La planta motriz consistía en dos turborreactores Continental (versión de los Turboméca Marbore franceses construida en EE UU) instalados en las raíces de las alas a cada lado del fuselaje. Los estabilizadores estaban montados por encima del mismo en una posición un tercio aproximadamente por encima de la deriva, para evitar que el escape de los reactores perjudicara el flujo de aire sobre los mismos.

El primer pedido de 11 aviones de serie se efectuó en 1954 denominados T-37A, el primero de los cuales voló el 27 de septiembre de 1955, retrasándose su entrada en servicio por algunas modificaciones que debieron hacerse para ser aceptados como entrenadores, construyéndose 534 unidades. Cuando en 1957 entraron en servicio, los T-37 se utilizaron inicialmente como entrenadores básicos, y los alumnos volaban en ellos solo después de cumplir su entrenamiento primario en el Beechcraft T-34 Mentor.

En noviembre de 1959 entró en servicio el T-37B que contaba con motores más potentes y sistemas mejorados de navegación y comunicaciones, convirtiendo todos los aviones existentes a esta versión. La versión final fue el T-37C previsto para llevar armamento y contaba con depósitos de combustible de punta ala. En 1977, cuando finalizó la producción, se habían construido un total de 1.268 T-37 para la USAF y la exportación.

Posteriormente, con el advenimiento de la Guerra de Vietnam, el Centro Especial de Guerra Aérea de la USAF – Eglin AFB – Florida, realizó en 1962 la evaluación de dos entrenadores T-37B para adaptarlos a operaciones Co-In (contra insurgencia). Las primeras pruebas se realizaron con la planta motriz original consistente en los turborreactores Continental J69-T-25 de 465 kg de empuje y peso en despegue de 3.946 kg superior en casi un 33 % al peso máximo en despegue normal. Como las pruebas fueron prometedoras, la Fuerza Aérea pidió se mejorara la versión para llevar más cargas externas, tener más autonomía y que pudiera desempeñarse en misiones de apoyo aéreo cercano.

Se adaptó la célula para llevar dos turborreactores General Electric J85-GE-5 de 1.089 kg de empuje, lo cual permitió que el avión pudiera despegar con pesos de hasta 6.350 kg, ampliando con ello las posibilidades de carga bélica. Estas pruebas quedaron en solo cuestiones teóricas hasta la iniciación de la Guerra de Vietnam, cuando la USAF solicitó a Cessna la conversión de 39 T-37B a una versión de ataque ligero. El nuevo modelo designado YAT-37D se equipó con ocho soportes subalares, depósitos de combustible en la punta del ala, y dos motores más potentes GE J85-GE-5.

Dragonfly

El 2 de mayo de 1967 comenzaron las entregas a la USAF, y en el segundo semestre de 1967 fue enviado un primer destacamento de 25 unidades del A-37A denominado “Dragonfly”, siendo transferidos en 1970 a las Fuerzas Aéreas de Vietnam del Sur.

Mientras tanto, Cessna había desarrollado una versión de ataque ligero, denominada Modelo 318E, que realizó su primer vuelo en septiembre de 1967, iniciando entregas en mayo de 1968. Este difería del YAT-37D en que contaba con una célula reforzada para un factor de carga de 6g, tren de aterrizaje reforzado para actuación en campos no preparados, capacidad interna de combustible de 1.920 litros y cuatro depósitos auxiliares más para aumentar la capacidad en 1.516 L y sistema de reabastecimiento en vuelo.

Estaba impulsado por dos motores General Electric J85-GE-17A; se instaló una Minigun GAU-2B/A de 7.62 mm y en los ocho soportes subalares podía transportar más de 2.250 kg de cargas ofensivas; además se instalaron dos cámaras fotográficas, equipos de navegación y comunicaciones más modernos, un sistema de armamento mejor y una capa de nylon estratificado en lugar del blindaje y alrededor de la cabina con el objeto de proveer alguna protección contra fuego antiaéreo.

A finales de 1977 cuando finalizó la producción se habían entregado 577 A-37B, habiéndose suministrado también a otras Fuerzas Aéreas, como Chile, Colombia, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, Corea del Sur, Perú, Tailandia, República Dominicana y Uruguay.

Una cosa interesante, pese a las pruebas exitosas del avión para operaciones COIN, el proyecto quedó en espera, al punto que el segundo prototipo fue a descansar al Museo de la Fuerza Aérea en Wright Patterson – Ohio. Sin embargo, al comenzar la guerra en el sudeste asiático y la escalada que éste tuvo, sumado a las pérdidas ocurridas a los Douglas A-1 Skyraider en las misiones de apoyo aéreo cercano, obligaron a reavivar el proyecto YAT-37D. El aumento de potencia, de carga y los mandos duales, permitió también ser usado como entrenador operacional. Más, al ser utilizado como Controlador Aéreo Avanzado (FAC), el asiento derecho lo ocupaba un observador.

Historia Operacional

El A-37A “Dragonfly” en agosto de 1967 fue enviado una dotación de 25 aeronaves a Bien Hoa AFB – Vietnam, bajo el nombre de: “Dragon Combat System” a efectos de ser evaluado por el Comando Aéreo en misiones de apoyo aéreo directo, escolta de helicópteros, controlador aéreo avanzado e interdicción nocturna.

La carga de bombas de alto poder, dispensador de municiones en racimo, cohetes no guiados, bombas incendiarias “napalm” y las barquillas SUU-11/A de minigun, más los tanques suplementarios de combustible, hizo que el avión cumpliera infinidad de misiones, sin ninguna pérdida por parte del enemigo, aunque ocurrieron algunos accidentes al aterrizar. El A-37 en esa época fue llamado formalmente “Dragonfly”, aunque los pilotos lo continuaron llamando cariñosamente “Super Tweet” (el Excelente Pío Pío).

Al inicio del programa de evaluación surgieron una serie de sorpresivas deficiencias, como fue la falta de alcance y autonomía. Otra de las preocupaciones iniciales fue los mandos demasiado pesados y la vulnerabilidad que presentaba ante la falta de un sistema redundante de mando del avión. La cuestión, que al final de trabajar en esas deficiencias, surgió un avión más fuerte capaz de tirar 6 g, tener una larga vida hasta 4.000 horas, aunque la experiencia demostraría que podría tolerar hasta 7.000 h, tener un peso prácticamente al doble de la versión anterior, cargar dos toneladas y media bajo las alas, y operar entre dos a cuatro veces más de tiempo y alcance con los tanques externos de combustible.

El otro aspecto destacable del avión, fue la incorporación de los nuevos motores General Electric J85-GE-17A de 2.850 libras de empuje (12.7 kN) cada uno, colocados en las raíces de las alas con una orientación ligeramente hacia abajo a efectos de que fuera fácilmente maniobrable en configuración monomotor. Más, eso permitió a los pilotos utilizarlo de esa manera a efectos de aumentar la autonomía del avión bajo ciertas condiciones.

Se le hicieron modificaciones en las superficies de vuelo para mejorar su maniobrabilidad, así como elementos de supervivencia para las tripulaciones. Se incluyeron mandos dobles, lo más lejos posible uno del otro, asientos eyectables blindados, tapizado interior en un entramado de nylon (similar al kevlar de hoy) y espumas sellantes en los tanques de combustible. Otra de las cosas que se le agregó al avión, fue una sonda en la nariz para repostar combustible en vuelo, mientras las cañerías iban alrededor de la cabina, en su parte más bajas. Hay que tener en cuenta que eso fue una novedad, ya que tradicionalmente los aviones de ataque de la USAF solo lo hacían por medio de mangueras. Tal como se mencionaba anteriormente, las otras mejoras incluidas fue una aviónica avanzada, un tablero de instrumentos rediseñado para volarlo mejor, un sistema antidescongelante y un tren de aterrizaje más robusto. Lo único que no se le hizo fue presurizar la cabina. En las pruebas hasta se utilizaron cañones de 20 mm GPU-2A y AMD de 30 mm, aunque raramente se usó.

Se construyeron un total de 577 A-37B, siendo entregado a la Fuerza Aérea Sudvienamita 254. Reportes de la época dicen que se desempeñó exitosamente contra las fuerzas comunistas, aunque antes de finalizar la guerra en 1975, el Capitán Nguyen Thanh Trung, quien desertó a filas comunistas con un F-5E dio la posición de 2 de los escuadrones de A-37 basados en la Base de Phuoc, cayendo en manos de ellos aproximadamente 95 A-37B de 187, recuperando 92 los americanos. De esos 95 obtenidos por los comunistas, fueron usados contra Camboya durante el conflicto con China en 1979 y recién en los años 1970 y 80 dejaron de volar, seguramente por falta de suministros.

Alguno de ellos fueron enviados a Polonia, la Unión Soviética y Alemania Oriental. Otros se vendieron a privados, habiendo actualmente 4 en nueva Zelanda y Australia. Después de la guerra, la USAF pasó los A-37B a la Guardia Aérea Nacional y otras unidades de la reserva. Después en los años 80 se le asignó el papel de Controlador Aéreo Avanzado (FAC) dándosele la designación de OA-37B, siendo reemplazando por el formidable Fairchild OA-10A “Warthog”

Obviamente, se exportaron muchos a América Latina, principalmente en los años 70, satisfaciendo muy bien las necesidades de un avión simple, bajo costo, y efectivo contra la guerra insurgente.

Conceptos y propuestas STOL

Cessna también propuso algunas variantes como el A-37E/STOL (para aterrizajes y despegues cortos), incorporándole motores más potentes, reversores de empuje y alas más grandes flexibles. También propuso una versión en tándem y lado a lado. El A-37D también tenía motores poderosos con los carenados de motor en la línea central del avión y una configuración de un solo asiento en el fuselaje. Nunca volaron estas versiones.

Operadores

El Escuadrón Nº2 de la Fuerza Aérea Uruguaya: 11 A-37B (4 activos y 7 en reserva, Ecuador permutó recientemente 3 A-37B y un lote de repuestos a cambio de capacitación para sus militares)

Especificaciones (A-37B Dragonfly)
Características generales

    Tripulación: 2
    Longitud: 8,62 m
    Envergadura: 10,93 m (incluyendo tanques de punta alar)
    Altura: 2,7 m
    Superficie alar: 17,09 m²
    Peso vacío: 2.817 kg
    Peso máximo al despegue: 6.350 kg
    Planta motriz: 2× Turborreactor General Electric J85-GE-17A.
        Empuje normal: 12,7 kN (2.850 lbf) de empuje cada uno.

Rendimiento

    Velocidad máxima operativa (Vno): 879 km/h a 16.000 pies
    Velocidad crucero (Vc): 800 km/h a 25.000 pies
    Alcance: 1.480 km
    Radio de acción: 740 km con 4.100 libras de carga bélica
    Techo de servicio: 13.750 m
    Régimen de ascenso: 38,5 m/s

Armamento

    Ametralladoras: 1× Minigun GAU-2B/A de 7,62 mm en el morro
    Puntos de anclaje: 8 pilones subalares con una capacidad de 1.230 kg, para cargar una combinación de:
        Bombas: 4× Mark 82 de 241 kg (500 lb), dispensador de bombetas SUU-14
        Cohetes: Contenedores LAU-32/A de 7 cohetes Mk 4/Mk 40 FFAR de 70 mm
        Misiles: Misiles aire-aire de corto alcance AIM-9 Sidewinder
        Otros:
            Contenedor SUU-11/A con una ametralladora Minigun M134 de 7,62 mm
            Contenedor GPU-2/A con un cañón M197 de 20 mm o DEFA de 30 mm
            Tanques de napalm