La compañía japonesa Devtac, dedicada al desarrollo y la producción de equipos de protección personal, presentó el casco para los "soldados del futuro". El dispositivo, que protege cabeza y cuello de balas y esquirlas, se llama Ronin (que así se llamaban a los samuráis freelance en Japón feudal), de acuerdo con el portal Army Recognition.